Inicio / Fiestas /

Fiestas

 

Al igual que en algunos pueblos cercanos y otros lugares de España las tradiciones de los festejos populares hunden sus raíces en las diversas celebraciones relacionadas con el mundo romano y el calendario agrícola con sus ritos ancestrales. Fiestas que a lo largo del tiempo fueron siendo asimiladas por la Iglesia Católica otorgándolas un carácter cristiano.

Así mismo, desde la antigüedad, las epidemias de enfermedades y plagas terminaron afectando al comportamiento de una sociedad basado en los diversos santos protectores. La fusión de todo ello y de otros acontecimientos históricos llevaron al progresivo arraigo que siguen teniendo en la sociedad actual nuestras fiestas y tradiciones, que tienen su razón de ser desde el momento y lugar en el que fueron concebidas.

Basadas en diferentes sucesos históricos, leyendas y costumbres, el municipio de Marchamalo celebra diversas fiestas tradicionales a lo largo del año, mientras que otras se han ido perdiendo a lo largo del tiempo. Aquí pasamos a dar cuenta de su origen y características:

 

Domingo de Ramos (variable)

Se conmemora la entrada de Jesús en Jerusalem, al igual que en otros lugares del mundo cristiano, pero con particular arraigo entre los marchamaleros. En Marchamalo se procede a la Bendición de Ramos durante la misa que tiene lugar ese día, realizada generalmente con las ramas de un olivo que, una vez bendecidas, se colocan en ventanas y balcones como símbolo protector.

Durante todo el día es costumbre ancestral salir al campo a comer la tortilla junto unos panecillos especiales que se elaboran en las distintas panaderías del municipio, recordando una de los símbolos de Marchamalo, la elaboración del pan. El lugar tradicional es la pradera de la Casa del Moro, paraje preterido por los marchamaleros desde hace siglos para esta celebración, del que se regresaba entonando canciones y coplas.

 


 

Semana Santa (variable)

Durante el jueves y el viernes se celebran procesiones que datan siglo XVII, recorriendo las calles que en el pasado formaban los cuatro barrios históricos de Marchamalo. Las imágenes del Santísimo Cristo de la Esperanza y la Virgen de la Soledad, junto con el paso del Santo Sepulcro, son sacadas en procesión dentro de los actos relacionados con la Pasión de Jesucristo.

Además de esta antigua costumbre, durante la última década se ha venido celebrando una escenificación de los que fuera la Pasión con figurantes locales que representan los diferentes capítulos de este relato evangélico. Este evento de carácter religioso, social y cultural ha sido reconocido a lo largo del tiempo recibiendo premios y cientos de visitantes, además de su reconocimiento como Fiesta de Interés Turístico Provincial.

 

> Más sobre la Semana Santa en Marchamalo

 

0415.jpg