Inicio / Medio Ambiente / Parques y Jardines /

Parques y Jardines

 

Una parte fundamental del desarrollo vivido en Marchamalo en los últimos años ha sido la conjunción del mismo con unos estándares altos en calidad de vida para los marchamaleros. Para ello, además de adelantarse a las necesidades en servicios públicos e infraestructuras, se trabajó en la previsión de extensas zonas verdes urbanas repartidas en el nuevo entorno urbano, paliando de este modo una de las carencias del municipio.

De este modo, al acondicionamiento de pequeños parques y áreas de recreo infantiles en el casco antiguo se ha sumado el desarrollo de dos grandes bulevares que articulan las nuevas zonas urbanas y distribuyen el tráfico, invitando a su vez a disfrutar de la vida al aire libre.

El Bulevar de Castilla-La Mancha y el Bulevar Prado Hermoso estructuran todas las nuevas áreas urbanas al sur y al oeste del municipio, cruzando el Canal del Henares y desembocando en el Parque de Ferias y el Complejo Deportivo 'La Solana'.

Para las decenas de áreas ajardinadas y pequeñas zonas verdes que salpican los nuevos barrios, especialmente destinadas al tiempo de recreo infantil, se han tenido en cuenta de manera especial los criterios de sostenibilidad medioambiental, apostando por la plantación de especies vegetales autóctonas y resistentes a las particularidades climáticas de la zona, además de la instalación en todas ellas de sistemas de riego automático y por goteo que reducen el consumo de agua a mínimos.

En aplicación de ello destaca el proyecto del Parque de Ferias, cuyo desarrollo a proporcionado a los marchamaleros la zona verde más extensa del municipio, con 40.000 metros cuadrados destinados al esparcimiento de mayores y pequeños durante todo el año, acogiendo además los eventos más multitudinarios el municipio, como los eventos musicales y sociales de las Fiestas Patronales, o los espectáculos de la Feria Taurina.

Ideado como nuevo pulmón verde de la localidad y centro de actividad social, cultural o deportiva, en él se han instalado cerca de 15 kilómetros de canalizaciones para el riego de alrededor de 700 ejemplares de 13 especies arbóreas distintas, además de arbustos y plantas aromáticas que recrean tres entonos ajardinados diferentes (jardines de olor, acolchados de corteza de pino y zonas con picón volcánico), siendo ejemplo de sostenibilidad en su mantenimiento empleando para ello los mínimos recursos materiales y humanos.

Sumado a este Parque de Ferias, existen otras grandes zonas verdes de reciente creación en otros puntos del municipio, como el Parque de Tormentas, frente al Barrio del Badén, o el Parque de San Miguel, donde se ha reconstruido el antiguo puente homónimo, que antiguamente cruzaba el Canal del Henares en un punto cercano, siempre teniendo en cuenta los anteriormente mencionados criterios de sostenibilidad.

Por otro lado, en la actualidad se trabaja en la consolidación y mejora de pequeñas áreas ajardinadas en el casco antiguo del municipio, además de en el desarrollo paulatino de otros espacios destinados a tal efecto a medida que la llegada de nuevos vecinos da vida a estas zonas.

 

> Plano Callejero Municipal