Uno de los objetivos es ayudar a superar la crisis al comercio, la hostelería y las pequeñas empresas de Marchamalo

El pleno aprueba por unanimidad las bases de convocatoria y la consignación de fondos necesaria para dotar con 100.000 euros un Plan de Empleo Extraordinario y con 400.000 euros una línea de ayudas directas para autónomos y micropymes

El Ayuntamiento de Marchamalo ha celebrado hoy una sesión plenaria extraordinaria y urgente para aportar otros 500.000 euros a las líneas de ayuda para paliar la crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19, esta vez procedentes del remanente de tesorería del año pasado. En concreto, se destinarán 100.000 euros a la convocatoria de un Plan Social de Empleo Extraordinario para personas en riesgo de exclusión social, y 400.000 euros para ayudas directas a autónomos y micropymes de hasta 10 empleados afectadas por cierre de actividad o pérdidas de negocio. Estos fondos se suman a los 100.000 euros destinados en el anterior pleno para Ayudas de Emergencia Social para familias sin recursos, las cuales puede solicitarse ya en el Ayuntamiento.

> Vídeo completo de la sesión de pleno extraordinaria y urgente


Unanimidad total en la sesión plenaria celebrada esta mañana en el Ayuntamiento de Marchamalo, la cual fue convocada de urgencia con el objeto de aprobar lo antes posible tanto las bases de las próximas convocatorias de ayudas para paliar las necesidades más urgentes motivadas por la crisis provocada por la pandemia de COVID-19, como la consignación de los fondos necesarios para dotarlas y poder comenzar a ejecutar lo que el Gobierno municipal ha venido a denominar plan Re-Activa Marchamalo. Un conjunto de medidas económicas que, por el momento, se agrupan en tres líneas de actuación que suman más de 600.000 euros.

En concreto, en esta sesión plenaria se han tomado los acuerdos necesarios para asignar fondos procedentes del remanente de tesorería del año pasado a las dos nuevas líneas de actuación del plan Re-Activa Marchamalo aprobadas hoy: un Plan de Empleo Extraordinario dotado con 100.000 euros, y un paquete de subvenciones para autónomos y micropymes dotado con 400.000 euros. Estos fondos vienen a sumarse a los 100.000 euros destinados a Ayudas de Emergencia Social para familias en situación de necesidad ya ratificadas en el pleno anterior, celebrado en el mes de abril.

Una vez aprobada la asignación de fondos, los cuatro grupos políticos del pleno han ratificado el acuerdo alcanzado días antes tanto para el destino de estos fondos públicos como en la redacción de las bases de las convocatorias que regirán cada uno de los procedimientos.

Más en concreto, el Plan Social de Empleo Extraordinario estará destinado únicamente a personas en riesgo de exclusión social o vulnerabilidad, que bien ya estuvieran en una situación económica grave con anterioridad al COVID-19 o se hayan visto arrastrados a ella por causa de la pandemia, con el objeto de reincorporarlas al mercado laboral. Para lograrlo y, a su vez, intentar llegar al máximo número de personas posible, este plan permitirá contratos de entre 15 días y 3 meses destinados a estas personas sin ingresos, priorizando a aquellas a las que les falten menos días para poder recuperar su derecho a una prestación por desempleo. De este modo, podrán acceder a ella después de prestar servicios trabajando como peón de servicios múltiples, o hasta que encuentren un nuevo empleo sin exceder los 3 meses.

AYUDAS A AUTÓNOMOS Y PYMES AFECTADOS POR EL COVID-19

La otra línea de ayudas aprobada hoy persigue contribuir a minimizar en lo posible el impacto negativo en la generación de recursos económicos para los pequeños negocios de Marchamalo, bien sea derivado de la obligación del cierre de negocios o por la fuerte bajada de facturación debido a la ausencia de actividad comercial. Es por ello que en las bases aprobadas para la solicitud de ayudas no solo podrán acceder a ellas los autónomos y micropymes (empresas con un máximo de hasta 10 empleados) que se hayan visto obligadas a cerrar, sino también las que hayan sufrido más de un 50% de minoración en su facturación respecto a los meses anteriores a marzo.

Las bases de la convocatoria establecen una escala de ayudas que parten de un mínimo de 712,50 euros para un trabajador por cuenta propia que haya sufrido más de un 50% de minoración en su facturación respecto al mes de febrero (950 euros en el caso de los autónomos obligados al cierre del negocio), hasta los 2.000 euros que podrá llegar a percibir una micropyme que también haya tenido que paralizar una parte de su negocio manteniendo activos a una decena de sus trabajadores sin acudir en este caso a un ERTE por causa de fuerza mayor.

La justificación de la ayuda municipal podrá realizarse tanto con las facturas derivadas de gastos corrientes del negocio, alquileres, hipotecas, pago de seguros sociales, o los gastos motivados para la desinfección de las instalaciones de sus negocios o de la adaptación de las mismas a las nuevas normas de seguridad y salud.

Por último, el pleno ratificó también de forma unánime el acuerdo alcanzado previamente entre las cuatro fuerzas políticas para la exención total de la tasa por la ocupación de la vía pública con terrazas y veladores durante todo el año a los negocios de hostelería del municipio, dándoles a su vez la posibilidad de aumentar la superficie destinada a este fin previa solicitud en el Ayuntamiento.

A este respecto, el Alcalde, Rafael Esteban, quiso señalar que “desde el Ayuntamiento seguiremos velando por el cumplimiento de las normas, por lo que los hosteleros deben seguir solicitando el correspondiente permiso para la instalación de sus terrazas, y ocupando solo el espacio que les sea concedido, en el horario establecido y con los elementos de seguridad necesarios”, al tiempo que felicitaba a los grupos políticos por haber dejado a un lado “cualquier tipo de reproche para sentarse aportar y alcanzar un acuerdo conjunto por el bien de todos en un momento en el que el pueblo de Marchamalo no necesita más que nunca”.

Para comenzar a tramitar las solicitudes de ayuda y abonarlas, ahora es necesario esperar el plazo legal de exposición pública, que es de dos semanas a partir de que las bases aprobadas hoy sean publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia.

COMPÁRTELO: