Estas ayudas han venido acompañadas de una campaña publicitaria de fomento del comercio local.

El ingreso de las subvenciones aprobadas en Junta de Gobierno se realizará de forma inmediata, mientras que las pendientes de resolución ya han sido requeridas para subsanar sus carencias y que puedan ser abonadas.

El Ayuntamiento de Marchamalo aprobó ayer en Junta de Gobierno la concesión de un segundo paquete de ayudas a autónomos y micropymes afectadas por el cierre decretado durante el Estado de Alarma, por lo que ya se han concedido 27 subvenciones nominales por un valor total de 26.000 euros a pequeños empresarios de la localidad. Quedan pendientes de resolución una veintena de solicitudes más que ya han sido requeridas para aportar la documentación que falta para poder realizar el abono de las mismas.


El pasado mes de mayo el pleno del Ayuntamiento de Marchamalo aprobó por unanimidad las bases para la concesión de ayudas directas a autónomos y micropymes de la localidad, con el objetivo de intentar paliar en lo posible el impacto negativo en los ingresos de los pequeños negocios de Marchamalo como consecuencia del confinamiento decretado dentro del Estado de Alarma vivido durante la primavera para contener la expansión de la pandemia por COVID-19. De acuerdo a estas bases, los autónomos y pequeñas empresas con un máximo de hasta 10 empleados que se vieron obligadas a cerrar, o que hubieran sufrido una minoración de más de un 50% en su facturación respecto a los meses anteriores a marzo de este año, podían acceder a una ayuda pública directa de entre 712,50 euros, en el caso de un trabajador por cuenta propia que no hubiera tenido que cerrar, hasta los 2.000 euros, en el caso de una empresa que hubiera mantenido activos a sus trabajadores.

Una vez finalizado el plazo de presentación de solicitudes el pasado día 3 de julio, se habían entregado en el Ayuntamiento medio centenar solicitudes de subvención, de las cuales la Junta de Gobierno municipal ha dado ya el visto bueno, con todos los informes técnicos favorables, a un total de 27 solicitudes, que suman exactamente 26.000 euros. Cuantía que se abonará de forma inmediata y que contribuirá a paliar las pérdidas de esos meses de inactividad en los que autónomos y pequeñas empresas tuvieron que seguir haciendo frente a los gastos corrientes del negocio, alquileres, hipotecas, pago de seguros sociales, o también los gastos motivados por la desinfección de sus instalaciones o la adaptación de las mismas a las nuevas normas de seguridad y salud decretadas tras el final del periodo de confinamiento con el fin de prevenir contagios por COVID-19.

Respecto al resto de solicitudes pendientes de resolución, una veintena, los servicios administrativos del Ayuntamiento de Marchamalo ya han requerido a los solicitantes la información o documentación pendiente para que pueda resolverse el expediente y puedan ser abonadas lo antes posible las ayudas correspondientes.

Estas ayudas se enmarcan dentro del ambicioso plan de reactivación económica elaborado por el consistorio gallardo, Re-Activa Marchamalo, dentro del cual se han puesto a disposición 100.000 euros para ayudas de emergencia social, un Plan de Empleo Extraordinario a través del que se ha contratado a 10 personas en riesgo de exclusión social y una Bolsa de Empleo Joven en la que se ha contratado a 52 personas de entre 16 y 25 años.

“Marchamalo es uno de los primeros municipios que ha empezado a ejecutar el compromiso de ayuda económica directa con sus pymes y autónomos. Estamos intentando resolverlas lo más rápido posible, en cuanto se presenta toda la documentación requerida, tramitando las resoluciones con carácter urgente para que esa ayuda, tan necesaria, llegue al tejido económico de nuestro pueblo para contribuir a su mantenimiento”, ha señalado el Alcalde, Rafael Esteban, quien recuerda la política que habitualmente sigue el Ayuntamiento en sus pequeñas compras y encargos de suministro “tratando de buscar lo que necesitamos entre las empresas vinculadas con nuestro pueblo, siempre que la ley nos lo permite”.

Cabe recordar que a estas ayudas se suma una amplia campaña publicitaria de promoción del comercio local realizada tanto en medios de comunicación provinciales como en soportes publicitarios dentro del propio municipio de Marchamalo, además de una exención total de la tasa por la ocupación de la vía pública con terrazas y veladores aplicada durante todo este año 2020 a los negocios de hostelería del municipio, dándoles a su vez la posibilidad de aumentar la superficie destinada a este fin que anteriormente tuvieran, incrementando su posibilidad de negocio y fomentando el consumo al aire libre en un entorno seguro.

COMPÁRTELO: