El Alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban.

El alcalde de Marchamalo ha enviado una carta a la presidenta de la FMPCLM en la que reclama un pronunciamiento de la entidad en el que se exija al Gobierno la liberación de una parte de los remanentes municipales.

El alcalde de Marchamalo ha remitido una carta a la presidenta de la FEMP en Castilla-La Mancha y alcaldesa de Talavera de la Reina, Tita García Elez, solicitando que el Consejo Territorial apruebe una declaración en la que se reconozca a los ayuntamientos como “piezas imprescindibles en la reactivación económica y social”, con el objetivo de exigir al Gobierno que flexibilice la Ley de Estabilidad Presupuestaria que impide a las administraciones locales usar sus ahorros para relanzar la economía de sus municipios.


El alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, ha remitido hoy una carta a la presidenta de la Federación de Municipios y Provincias en Castilla-La Mancha, Tita García Elez, a su vez alcaldesa de la ciudad toledana de Talavera de la Reina. En la misiva, Esteban solicita que se reúna la Comisión Territorial de nuestra región para aprobar una declaración en la que se recoja el sentir común de los ayuntamientos, con el objetivo de exigir al Gobierno de España que libere, al menos en parte, la presión que ejerce sobre la financiación de las administraciones locales a través de la Ley de Estabilidad Presupuestaria aprobada por el ejecutivo que presidía Mariano Rajoy, aún en vigor.

Esta petición, que lleva ya varios años solicitándose por parte de ayuntamientos de todo signo político, también tuvo eco en el seno de la FEMP, como recuerda Esteban “la Junta Directiva nacional elaboró un documento que fue aprobado por unanimidad, y entre otros, también por parte del Ayuntamiento de Marchamalo, en el que solicitaba al Gobierno de España la puesta en marcha de las medidas acordadas por todos los partidos políticos en el seno de la FEMP a través del documento llamado Pilares locales para la reactivación económica y social de la administración local”, en el cual “se piden cuestiones imprescindibles para que los ayuntamientos podamos funcionar, utilizando parte de los remanentes y del superávit, flexibilizando la estabilidad presupuestaria, la regla de gasto y por supuesto el aumento del límite de gasto y de la masa salarial”, si bien ha ido quedando a un lado, condicionada a la aprobación de unos nuevos presupuestos del Estado.

La espera a la ejecución de los acuerdos que el Gobierno ha alcanzado con la FEMP en este sentido se hace cada vez más insostenible, agravada la situación debido a la crisis desatada por la pandemia de COVID-19. “Después de haber actuado, de forma directa y eficaz, para establecer medidas de desinfección, limpieza, apoyos sociales, fondos para la reconstrucción del pequeño comercio, ayudas de emergencias a familias en situación de extrema necesidad, test para nuestros trabajadores esenciales… y todo el resto de medidas que llevamos a nuestras espaldas y que conforman parte del tremendo esfuerzo económico y social que estamos realizando desde los ayuntamientos, nos lleva ahora mismo a una pérdida de ingresos que, combinada a la incapacidad de poder gastar nuestros ahorros, los remanentes y el superávit, genera una situación que nos estrangula y se hace insoportable”, señala Estaban.

Una situación que se suma a “la realidad en la falta de personal de muchos ayuntamientos, que estamos sin poder contratar Policía Local para vigilar los aforos o para implementar las medidas de seguridad que el Gobierno de España impone, sin poder contratar trabajadores sociales para poder atender la demanda de auxilio por parte de vecinos que están en riesgo de exclusión social y sin poder abrir instalaciones porque no podemos contratar personal de vigilancia o de limpieza en muchos casos”.

Es por esto que, concluye, “es muy necesario que todos los Ayuntamientos de la FMPCLM avancemos unidos, fuertes, cohesionados y con la mirada puesta en que el Gobierno de España adopte, de una vez por todas la decisión que estamos esperando, que esperan todos nuestros vecinos y vecinas, que no es otra que poder reinvertir en cubrir sus necesidades el dinero que hemos ahorrado todos estos años”.