La Escuela Infantil Municipal adapta su fecha de apertura al inicio del curso escolar en Castilla-La Mancha.

La apertura de la Escuela Infantil se acompasará al inicio del curso escolar en la región, aplicando nuevos protocolos de funcionamiento con el objetivo de prevenir situaciones de contagio por COVID-19..

La Escuela Infantil ‘La Casa de los Niños’ adapta su inicio de curso al calendario general establecido por la Consejería de Educación, con fecha prevista para el próximo lunes 7 de septiembre. La empresa encargada de la gestión del centro y el Ayuntamiento de Marchamalo han establecido un detallado protocolo de actuación para prevenir posibles contagios por COVID-19, que afecta al personal del centro, el alumnado y las propias familias. Se establecen grupos de convivencia estables, entradas y salidas separadas y escalonadas, circuitos únicos dentro del centro, y unas normas de convivencia que serán de obligado cumplimiento para las familias. Todo el personal será sometido a pruebas PCR antes del inicio del curso, fijándose como obligatorio el uso de la mascarilla en su interior con independencia de que exista distancia de seguridad.

> Solicitud de plaza en la Escuela Infantil Municipal


La Escuela Infantil ‘La Casa de los Niños’, cuya titularidad es municipal, abrirá sus puertas el próximo día 7 de septiembre, coincidiendo su fecha de apertura con el inicio del curso escolar marcado de forma general por la Consejería de Educación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. Será de este modo una vez consensuado el plan de contingencia para la prevención de posibles contagios por COVID-19 que se llevará a cabo en el centro entre el Ayuntamiento de Marchamalo y la empresa gestora de la instalación, Megadiver. Un extenso documento con un centenar de páginas en el que se recogen las especificaciones que se deberán de seguir tanto en el desarrollo de la actividad cotidiana del centro educativo como en el caso de que se detectara un caso posible caso de sintomatología compatible con esta enfermedad.

El plan se ha elaborado “con la finalidad de que sea un medio efectivo y eficaz de organización, planificación, autocontrol y formación e información a todas las personas afectadas, incluyendo normas e indicaciones concretas de cómo implantar adecuadamente las medidas anti COVID-19, así como pautas para su cumplimiento”, ha resumido Bárbara Rodríguez, concejala de Educación en el consistorio gallardo. Este protocolo se ha redactado teniendo como base las medidas de prevención e higiene para actividades e instalaciones educativas recogidas en los decretos de las autoridades nacionales y regionales para el curso 2020-2021, las cuales podrán ser actualizadas cuando los cambios de la situación epidemiológica así lo requieran.

“La adopción y seguimiento de las medidas que hemos contemplado tienen como objetivo contribuir a que docentes y personal del centro, alumnado y familias afronten esta apertura de forma segura y contribuya a reducir el riesgo de contagios, algo para lo que es fundamental que todos los actores implicados, tanto los gestores como el personal y las familias, actuemos siempre con la máxima responsabilidad”, ha resumido Rodríguez, quien enfatiza en que “queremos crear un entorno saludable y seguro a través de medidas de prevención e higiene, además de establecer protocolos claros para la detección precoz de casos y la gestión adecuada de los mismos coordinando a todos los agentes implicados”.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN PARA LA ESCUELA INFANTIL

De cara a la próxima apertura del centro el día 7 de septiembre, lunes, con plazas disponibles para cualquier familia que necesite este servicio de educación y cuidados para niños y niñas entre hasta los 3 años, además de la previa desinfección y limpieza integral del centro, se aplicarán estas medidas de carácter general durante todo el año: limpieza y desinfección continua de todos los espacios, generación de grupos estables de convivencia aislados unos de otros, señalización de entradas y salidas diferenciadas y escalonadas, recorridos diferenciados dentro del centro, cartelería informativa, aprovisionamiento de EPIS, constitución de un equipo estable de comunicación e información, designación accesos diferenciados y horarios de recepción de proveedores, limitación de acceso a las familias mediante cita previa, o la asignación de juguetes exclusivos para cada aula y de fácil limpieza.

Asimismo, se ha establecido la obligatoriedad del uso de la mascarilla en el centro en todo momento, independientemente de que pueda mantenerse la distancia de seguridad interpersonal, y se someterá a pruebas PCR a todo el personal de forma previa a la apertura del centro. Dos medidas que, junto con la creación de un nuevo protocolo de comunicación regular entre la empresa, el Ayuntamiento y una persona designada como representante de las familias, imitando la configuración de los consejos escolares, van más allá de las medidas que con carácter genérico son de aplicación general en las escuelas infantiles de la región.

Para que el objetivo de evitar posibles contagios por COVID-19 se cumpla, desde la concejalía se hace un llamamiento a la responsabilidad, “es imprescindible que las familias también cumplan con su parte, que tomen la temperatura a los niños todos los días antes de ir a la escuela y no lleven al niño si tiene síntomas como tos o unas décimas de fiebre, que respeten la señalización que se colocará en las entradas y salidas del centro y los horarios establecidos, así como el resto de protocolos de comunicación y cita previa”, ha señalado Rodríguez, “todos nos jugamos mucho en todo esto y tenemos que cumplir con nuestra parte de responsabilidad”.

Asimismo, desde el centro se insiste en aspectos que ya deberían ser norma, pero que no siempre se cumplen, como llevar a los menores limpios y aseados a la escuela, con las manos lavadas y las uñas cortadas, con una mochila para sus objetos de uso personal y una bolsa para las mudas usadas.

COMPÁRTELO: