Aceite y miel con El acuerdo de hermanamiento alcanzado en 2007 entre las localidades de Marchamalo y Le Coteau, localizada en la región francesa de Ródano-Alpes, junto a Roanne, puede presumir, más de un lustro después, de una salud inmejorable.

El ejemplo más palpable es la pervivencia del acuerdo de colaboración inicial entre los consistorios de ambos municipios, que se tradujo un año más tarde en un intercambio escolar entre los respectivos Institutos de Enseñanza Secundaria, el IES ‘Alejo Vera’ y el Lycée ‘Etienne Légrand’, ha continuado adelante manteniendo este programa educativo y cultural.

El acuerdo entre ambas localidades y sus respectivos centros educativos radica en un intercambio de hasta una veintena de alumnos que desean iniciarse o mejorar sus conocimientos de la lengua castellana o francesa, que estudian en sus respectivos centros, así como la cultura propia de cada sociedad.

Con este objetivo se organizan dos expediciones por curso educativo, la primera, habitualmente en otoño, con el viaje que un grupo de estudiantes marchamaleros a Le Coteau, alternando las visitas al centro educativo francés con otras a diferentes puntos de interés de la zona donde se emplaza, unos kilómetros más al este de Lyon. Los estudiantes son acogidos en los hogares de las familias nativas receptoras, cuyos hijos participan a su vez en el intercambio.

El programa finaliza cada año con el segundo viaje, celebrado habitualmente en primavera, en el que los estudiantes franceses son acogidos por las familias de los alumnos marchamaleros en nuestra localidad, participando en un amplio programa de actividades propuesto por el IES ‘Alejo Vera’, siempre en coordinación con los docentes galos que les acompañan.

De este modo, las actividades se alternan entre el instituto marchamalero con visitas educativas, culturales y lúdicas en Marchamalo y Guadalajara, pero también a otros emplazamientos turísticos del entorno en ciudades como Madrid o Toledo, cumpliendo el objetivo primordial de avanzar en el conocimiento recíproco de la cultura, las tradiciones, sociedad, costumbres y lengua de dos sociedades tan unidas e influenciadas de manera recíproca como son la española y la francesa.

En el Lycée ‘Etienne Légrand’ el estudio del castellano es una asignatura optativa elegida por un gran número de estudiantes, por lo que desde el centro educativo francés siempre se ha apostado por incrementar el número de participantes en este provechoso intercambio educativo.