Deporte de reciente creación, el canicross responde a una combinación de la práctica del atletismo con la afición por la actividad deportiva al aire libre en combinación con la compañía de una mascota.

Como modalidad deportiva ya reglada en la actualidad, el canicross consiste en correr con un perro atado a la cintura mediante la unión que proporciona un cinturón que lleva el corredor y una línea de tiro que va hasta el arnés del perro. En la misma está admitida la participación de todas las razas de perros, siempre que estén en buena forma física y superen el control veterinario. Han de tener más de un año de edad, la cartilla de vacunación al día y el pertinente microchip identificador.

Surgido de la creciente difusión de esta actividad deportiva en la zona de Madrid y el Corredor del Henares, el Canicross de Marchamalo cuenta con varias ediciones a sus espaldas, siendo una de las pruebas pioneras en la provincia con las que comenzó a configurarse el Circuito Provincial de Canicross, que actualmente cuenta con seis competiciones en Guadalajara, Chiloeches, Valdeluz, Cogolludo, Humanes y Marchamalo.

Organizada por el Club Canicross Guadalajara, con la colaboración de la Diputación Provincial de Guadalajara y el Ayuntamiento de Marchamalo, la prueba cuenta con un recorrido de algo más de 10 kilómetros dentro de nuestro término municipal, en el que se alterna un trazado urbano con otro por caminos rurales, los cuales constituyen la mayoría del recorrido.

Además de la prueba absoluta, puntuable para el Circuito Provincial, la prueba marchamalera contempla también pruebas más cortas en diferentes categorías, desde la infantil hasta la popular, abiertas a todo tipo de corredores acompañados por sus mascotas.